Lluvia de goles en Carranza. Cádiz CF 3 – 0 Real Zaragoza

El Cádiz ofrece el mejor partido de la temporada y se sitúa en play off de ascenso 

Es complicado en Segunda controlar un partido en todos los aspectos, pero eso le sirvió al Cádiz para golear un Real Zaragoza al que consiguió esterilizar en ataque, gracias a la fortaleza defensiva y la rapidez en ataque.

El Cádiz salió con las ideas muy claras ante un Real Zaragoza que intentó proponer sin éxito. Al minuto de juego un cabezazo de Garrido en un saque de esquina creó incertidumbre en la portería de Ratón. A partir de ahí el trivote José Mari-Garrido-Abdullah comenzó a aparecer en creación. En el minuto una internada de Álvaro García por banda izquierda ganó en velocidad a su par, y dio un pase de la muerte perfecto a Salvi que aprovechó para poner el 1-0.

Los de Raúl Agné intentaron reaccionar con juego directo, a lo que los amarillos se sentían muy cómodos. Sólo una pérdida en el centro del campo de Garrido generó una jugada personal de Cani dentro del área que salvaron Sankaré y Aridane en línea de gol. Pero hasta el descanso, estuvo más cerca el segundo gol local con un lanzamiento de Abdullah por encima del larguero, que una posible igualada.

Y la inercia se vio en la reanudación, la primera jugada amarilla acabaría obteniendo premio. Un certero centro de Brian Oliván por izquierda fue rematado por Abdullah en el primer palo. Primer gol de esta temporada.

Raúl Agné apostó por Juan Muñoz como revulsivo, pero sólo duró una jugada: un centrochut de Ángel que se paseó por el área pequeña. Los cadistas, cómodos en su perfil de juego, desbarataban en tres cuartos y creaban acercamientos de peligro que ponían en apuros a la zaga. El tercero pudo llegar en un cabezazo de Ortuño que fue anulado por un fuera de juego milimétrico.

Con el canterano Xiscu en el campo el Zaragoza ganó velocidad por banda en los últimos veinte minutos. Ángel gozó de un mano a mano con Cifuentes que salvó el guardameta en dos tiempos. Pero Ortuño iba a aparecer en el minuto 76. Tras recibir de Nico Hidalgo en velocidad se sacó un golazo colocando el balón en la escuadra en el tercero, que hacía disfrutar a Carranza pese a la lluvia.